Carta de Manolo el celador a Ana Mato

Ana Mato. Ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del gobierno español.

Estimada Sra. Mato:

Me llamo Manolo y soy celador en un ambulatorio. Le escribo para mostrarle todo mi apoyo a la decisión que tomó hace poco al negar la fertilización in vitro a mujeres fértiles. Desayunando el otro día con otros celadores salió la conversación y, he de decir, que la mayoría pensaban como usted. Otros, sin embargo, decían que usted iba a por las tortilleras. Que usted pensaba que ya era bastante malo con que se pudieran casar como para que, encima, tuvieran descendencia. Jejeje, como si eso fuera hereditario! Yo no creo eso. Yo creo que usted es una gestora valiente donde las haya. Su objetivo sólo es la reducción del gasto médico, le pese a quien le pese. Y si una tortillera, más sana que una lechuga, quiere un bebé, pues ya sabe lo que tiene que hacer. Que no venga ahora haciendo gastos inútiles al hospital.

Pero no sólo le escribo por eso. En ese desayuno, a los celadores que estábamos allí, y que pensábamos como usted, se nos ocurrió que podíamos aportar nuestro granito de arena a ese ahorro médico. Usted dijo: “Todas las mujeres que tengan un problema médico, él o ella, podrán acudir a la fecundación en el sistema público” Y ahí voy yo: la típica parejita en la que el problema es él. Ya ve por dónde voy, no? Pues eso, que para qué hacer gasto? Que la gente se empeña en tener un bebé con su marido, que no sirve ni para hacer niños!

Pero no se preocupe que en mi grupito de desayuno hemos pensado la solución a sus problemas. Nuestra propuesta es crear el Cuerpo Nacional de Sementales. Así, la solterona, la tortillera y la que tiene un marido que “no sirve” tendría su bebé: usted queda como una reina al reducir el gasto médico y nos dejamos de tantos tubitos de ensayo!!!

Por personal no se preocupe, entre nuestro grupito ya hay varios voluntarios. Mire usted! De gratis se ofrecen los angelicos! Ya hasta le han sacado nombre para el servicio a domicilio. Le van a llamar “Aquí está el tío”.

-Ding dong.
-Quién es?
-Señora! Aquí está el tío!
No me diga usted que no es buena idea!

Unos nos dicen que somos unos brutos y que usted se negará en rotundo. Yo les digo que no, que es con usted con quien esta iniciativa podría salir adelante. Al fin y al cabo usted prácticamente ha mandado a mujeres homosexuales, que les van las tías, a acostarse con tíos si quieren tener niños!!! Seguro que no le costará convencer a la opinión pública que una mujer heterosexual, que les van los tíos, se acueste con tíos!!!

Usted piénselo, que ya verá que tiene lógica y no le eche cuenta a los mojigatos que se opongan.  Sólo tiene que cambiar un poquito su discurso a “la falta de varón estéril no es un problema médico para la mujer fértil. Y ya está! Todas con un bombo y los de mi desayuno la mar de felices!

Un saludo

Manolo

PD: Si las lesbianas se quejan de nosotros, pues dígales que si hace falta nos ponemos pelucas y nos pintamos los morros (anda que no va a estar guapo el Paco con ese bigotón y los morros pintados…) El confeti corre de su cuenta, eso sí…

Anuncios

El fin de la fuga de cerebros

Fuga de cerebrosHace poco estuve en un curso de Marketing donde nos explicaban las distintas estrategias para darle más valor a tu producto. La más conocida podría ser la asociación de famosos con tu marca. A que funciona? Café y George Clooney, la Presley y Porcelanosa o Carmen Machi y su manía de hacernos saber que va al baño más veces por tomar tal yoghourt.

Pues bien, yo, investigador postdoctoral en la Universidad de Cambridge, he encontrado ya el famoso que abandere mi producto. En mi caso es más una reinvindicación, una idea: la sensación de estar viviendo un exilio laboral en el que te es imposible volver a España para ejercer tu profesión. Lo que han denominado fuga de cerebros.

Y es que, hoy por hoy en ciencia (mi profesión es científico), por muy bien que lo hagas, por muchos artículos que publiques, por muy prestigiosa que sea la institución donde trabajastes, la verdad es que la vuelta es una tarea ardua -cuando no imposible. Si eres de l@s afortunad@s que consigue un contrato por unos añitos te enfrentas a la sinrazón de que sólo te cubre tu sueldo (más bajo que antes, cómo no) y que no te dan dinero para trabajar. Como si contrataras a un arquitecto de prestigio para hacer un edificio pero no le das ladrillos ni albañiles… Por esto no es de extrañar que investigadores que han conseguido un contrato Ramón y Cajal (el programa estrella de captación de talento de la I+D+i española) estén rechazando esos cinco años por el futuro aciago al que se enfrentaban. “Un suicidio científico” decía alguno.

Así, la presentación de nuestro buque insignia, de nuestro baluarte, de nuestro “Clooney”, se hacía una tarea imprescindible para que nuestras reinvindicaciones llegaran a buen puerto y acallar así a los políticos que opinan que la fuga de cerebros es un topicazo, que entran los mismos que salen o que simplemente niegan rotundamente.

Por todo esto, me congratula saber que hay una persona que entiende esta sensación de desamparo e incredulidad al verse formado por un gobierno que luego deshace el entramado laboral que te pudiera sostener. Ese drama que está separando multitud de familias al ver emigrar a sus hijos sin saber cuándo volverán. Y es que uno se queda más tranquilo sabiendo que su causa va a estar encabezada por una figura del máximo calibre intelectual. De lo mejorcito en España. Mejor que un premio Nobel. Un ejemplo de desperdicio de años de infinito cuidado y mimo en su formación que, sin duda, sacudirá las conciencias de nuestros mandatarios y abrirá los ojos a una sociedad que -me juego el pellejo- invadirá ciudades y pueblos en un grito unísono de “NO A LA FUGA DE CEREBROS!!!”

Muchas gracias, Yola Berrocal. Quién mejor que tú para abanderar esa sangría de talento. Hoy dormiré en paz sabiendo que podré volver pronto a España para trabajar de lo mío.

El olivo de la ciencia

Alta_RIP-CSIC

A nadie se le escapa que la ciencia el olivo es parte esencial del tejido productivo español. Es de todos conocido que la producción científica la aceituna española está muy bien valorada mundialmente. Por esto, no se entiende por qué exportamos científicos aceitunas a otros países para que luego publiquen artículos, consigan proyectos internacionales, hagan patentes, ingresen royalties… vendan el aceite como si fuera producto de ese país. Pero bueno, yo, jefe de grupo, catedrático, investigador titular, agricultor, estoy tranquilo porque en mi laboratorio (lo tacho? al final no hacen como si su labo fuera su cortijo?) cortijo todavía podemos publicar artículos recoger aceitunas. Es verdad que son menos que antes. Pero bueno, eso no es asunto mío. Yo tengo mi plaza ya subiré el precio del aceite. La penita es de los becarios, técnicos, personal de apoyo, predocs, postdocs, estudiantes en prácticas, Ramones y Cajales...peones. Se tendrán que ir a otro país a hacer ciencia recoger fruta o a vendimiar.

Pero ahora que lo pienso… cada vez sacan menos plazas de científico, se hace más inestable la carrera científica cuesta más encontrar a alguien que me ayude en el labo se dedique al campo. Además, la financiación a I+D+i las subvenciones al olivo ya no son lo que eran. Tampoco nos conceden becarios predoctorales, ni técncos, ni postdocs  mandan gente que recoja la oliva. Qué quieren que haga? Que haga yo los experimentos? recoja yo la aceituna? La última es que nos están planteando que cerremos institutos científicos y Universidades cortemos los olivos!!! Que ahora hay demasiados científicos olivos!!! Vamos hombre! No se dan cuenta que la ciencia necesita de financiación contínua los olivos hay que regarlos, abonarlos y cuidarlos contínuamente? Que si no seguimos invirtiendo en I+D+i  el olivar estaremos perdiendo una inversión millonaria de muchos años?

PD: El logo del árbol de la ciencia tronchado es del blog Empleados públicos contra los recortes.

Are we British, o qué?

Montoro

Montoro (Photo credit: PPCYL – Partido Popular de Castilla y León)

Hoy se lee en El País que el gobierno español quiere publicar una lista con los mayores defraudadores a Hacienda. Al parecer, el Ministro de Economía, el Sr Cristobal Montoro, apoyó su publicación diciendo que los británicos lo hacían.

Y mire usted por dónde, los mismiticos británicos también:

– Creen que la inversión en Ciencia y Tecnología es clave para la recuperación de la economía hasta el punto de querer aumentar en casi 740 millones de euros  el presupuesto en I+D+i. Nosotros en esto le llevamos la contraria porque los recursos destinados a I+D+i descienden a niveles de 2005.

– Tienen un Ministro de Ciencia, David Willetts,  que opina: Esto (la inversión en ciencia) producirá crecimiento, creará los puestos de trabajo del futuro y nos ayudará a liderar la carrera mundial”. Nosotros, de primeras no tenemos Ministerio de Ciencia, pero sí atesoramos políticos que opinan que “No hay sitio para la investigación científica “no productiva” o  que “En España sobran científicos”.

– En macroproyectos de investigación, invierten 123 millones para realizar tests genéticos y así tratar mejor el cáncer. En tanto, España paraliza la vacuna del sida por los recortes en investigación.

– Y para terminar, solo dos Universidades (públicas) suman 138 Nobeles. Mientras, en España se piensa echar a 300 docentes.

Entonces a ver que me aclare. Are we British, o qué?

Ciencia en España

CSIC por Forges

España

Donde el ministro de educación José IgnacioWert,  niega que la «fuga de cerebros» sea negativa.

Donde la reforma educativa parece generar un bachillerato científicamente analfabeto.

Donde si te faltan 600 millones de euros se los quitas a las becas para hacer la tesis doctoral ya presupuestadas y concedidas.

Donde el máximo organismo científico, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC): cierra centros de I+D en agosto para ahorraranuncia que paraliza pagos para poder abonar los sueldos, y ni ofertan mas plazas de investigadores titulares ni ayudas de formación a investigadores predoctorales o postdoctorales.

Donde la secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i), Carmen Vela, justifica los recortes porque el fortalecimiento del sistema científico español pasa por su adelgazamiento, pero en cantidad y no en calidad, para lo que es necesario centrarse en la excelencia.

Donde al parecer los impuestos que pagamos no son suficientes y tendremos que financiar la ciencia con donaciones.

A donde investigadores españoles ya creen que sólo volverán jubilados o en un ataúd.

Donde a los llamados centro de excelencia ya les recortan a la mitad de las ayudas.

Donde-oh! Sorpresa!- el fútbol golea a la ciencia en presupuesto.

Donde dicen que tardaremos 20 años en recuperarnos de los recortes en ciencia.

Ahí, desde donde mi madre (72 años) me pregunta que cuándo volveré. Y yo le contesto que cuando deje la ciencia.

Lo natural es ser Rouco

cardenal Antonio Maria Rouco Varela, President...

Antonio Maria Rouco Varela, (Photo credit: Madrid2011jmj)

Esta carta va dirigida al cardenal arzobispo de Madrid, monseñor Antonio María Rouco Varela.

El pasado 6 de Noviembre el Tribunal Constitucional resolvió que el matrimonio entre homosexuales es plenamente constitucional. A lo cual usted no dudó en llamar a la unidad familiar y ver a un hijo como “el fruto natural del amor entre el marido y la mujer“. O como en 2008, cuando comentó que leyes como la del matrimonio homosexual expresan “la rebeldía del hombre contra sus límites biológicos“.

Que usted piense que el matrimonio solo puede ser entre hombre y mujer es normal y respetable (y por qué no, muy discutible). Lo que usted no puede hacer es enarbolar téminos como natural y biológico para convencer a la opinión pública de que ésa es la mejor opción. Y por qué?

1. Porque no pueden abogar por lo natural en cuestión de sexualidad y luego celebrar resurrecciones, virginidades y milagros.

2. Porque los límites biológicos del hombre van cambiando según los descubrimientos que haga. Por ejemplo, si no se hubiera inventado el jabón usted ya sería, con perdón, cadáver. Su uso incrementó la esperanza de vida de 30 a 50 años a principios del siglo XIX.

3. Porque, a estas alturas, no podemos seguir diciendo que lo natural es lo mejor. Si fuera así lo natural sería no usar jabón, ni calefacción, ni medicinas. Es decir, lo natural sería seguir sucios, helados de frío y con una esperanza de vida muy baja por la falta de medicamentos.

Así que sea consecuente. Use otros argumentos. No utilice los términos natural y biológico para sus más que discutibles y subjetivas creencias. Porque no creo que sea capaz ahora de abolir el uso del jabón o quimioterapia en pro de LO NATURAL. O sí, quién sabe? Ya lo hicieron con el uso del condón

Carta de un científico a Fabra

Arg!! Van de rojo!! Esto también es herencia del PSOE, no?

Estimado señor Fabra:

El otro día publicó el diario El País lo siguiente:

Fabra afirma que no hay sitio para la investigación científica “no productiva”

Cómo son estos rojillos, eh? Qué les gusta sacar las cosas de contexto! Vayamos pues  al comunicado enviado por Presidencia de la Generalitat: Primero, “que los avances en la investigación sirvan a la vida real y no se queden en meros prototipos”; y segundo, “que en estos momentos no hay tiempo para destinar esfuerzos para aquello que no sea productivo”. Sirvan a la vida real y sean productivos. Ahora a los investigadores les pide usted que sus investigaciones sirvan a la vida real y sean productivas. No me voy a meter en su gestión ni en el anterior gobierno. Los valecianos ya votaron y eligieron el modelo a seguir: El circuito Urbano de Formula 1 o la ciudad de las ciencias (curiosamente paradas obligadas en la llamada la ruta del despilfarro).

Ahora, una cosa le digo: sea consecuente con su modelo económico. No quiere I+D? Siga usted por ahí. Cuando la gente no quiera ir a los eventos de la ciudad de las ciencias, o la Fórmula uno se la den al primero que ponga más dinero en la mesa, pues ya veremos lo bien le hubiese venido tener un tejido sólido y estable en la I+D. Porque la investigación es eso: investigación. Necesaria para describir la naturaleza y, en base a ese conocimiento, generar riqueza. Pero primero se tiene que investigar. No sólo con un porrón de dinero sino con financiación estable. Y no abriendo un centro superbonito porque hemos conseguido unos fondos cuantiosos y luego Dios proveerá. Ya casi se han cargado el Centro de Investigación Príncipe Felipe. Y ahora están asfixiando al  Instituto de Neurociencias y la Universidad de Alicante.

Pero no sufra usted que no es el único corto de miras. César Milstein tuvo que irse de Argentina para hacer ciencia. Se fue a Cambridge, Reino Unido. Y allí ganó el premio Nobel (le suena?) por el desarrollo de los anticuerpos monoclonales. Y el presidente del Medical Research Council, quien lo tenía contratado en ese momento, expresó: “Ningún otro científico del Medical Research Council ha efectuado semejante contribución a la ciencia, salud y riqueza de Inglaterra”. Con razón: se estima que para el 2013 los anticuerpos monoclonales facturen unos 50.000 millones de dólares.

Por cierto, en Reino Unido la Fórmula Uno sólo va a un circuito. Y no dos, como en España.