ADN, ARN, proteína

Cuando explicamos qué era un gen mencionamos que era  la parte del ADN  que la célula puede leer y producir una proteína. Aunque sigue siendo verdad omitimos un personaje: el ARN. La historia completa es la siguiente.

La célula lee el ADN y produce un ARN. Y luego la célula lee el ARN y va poniendo en fila los aminoácidos (partes de la proteína) a partir del molde de ARN.

A ver, paso a paso. Imagínate que tenemos dos renglones de ADN (os acordáis de lo de Ataca gata, Ataca?). 

Lo primero que hace la célula es abrir la doble cadena de ADN (los dos renglones)

Luego pasa el ADN a ARN. Vamos a pasar el renglón de arriba. A esto se llama transcripción y como su nombre indica es escribir de nuevo algo en otro idioma. Tranquis que el ARN no se ha quebrado la cabeza y lo único que ha hecho es decir que no le gusta las T y que él usa U *. Ya está! Eso sí, se respeta eso de las C enfrente de las G y las A enfrente de U (en verde abajo).

El ADN se vuelve a cerrar y este ARN (que parece vestido del Betis) es lo que la célula usa para pasarlo a proteína. Esto se llama traducción.

Dadse cuenta que el ARN solo tiene una cadena (un renglón) mientras que el ADN tiene dos “renglones”. Por cierto, lo que  parece más un aullido que un ARN da lugar a los aminoácidos  Isoleucina, Glutamina, Isoleucina, Isoleucina.

*: T=Timinas y U= Uracilos

Anuncios

4 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s